jueves, 5 de marzo de 2009

05-03-09

¡¡¡¡¡Ya estoy fuera!!!!!

Si, después de 46 días encerrada en el Centro, y con 6 kilos menos y sin solución a mis dolores, el día 02 de marzo puse los pies en mi casa y espero que sea para mucho tiempo :) Al final le hice santa a "la ruidosa" que dejó su habita el día 25 ya que entró "la tacones" al día siguiente. Entre los taconeos, los portazos, la tele alta, la caída de cosas y los crujidos de la madera, aquello ya era un verdadero infierno.

Os contaré que el día 25 estuve en Bordeaux para ver a la especialista en psoriasis. La dermatóloga me miró y remiró y salí de allí con una receta compuesta por:
  • Champú que me lo tengo que extender un cuarto de hora antes de lavarme la cabeza todos los días
  • Pomada para las uñas a untarme por la mañana
  • Pomada para las uñas a untarme por la noche
  • Pomada para los pliegues
  • Jabón especial para zonas íntimas
  • Crema especial sin esteroides para la cara (que la tengo como quemada)
  • Parches para los codos
Como os podéis imaginar, tardo un montón en salir del baño al tenerme que poner todos esos ungüentos.

También me dió una cita para otro dermatólogo especializado en uñas, ya que las mías le parecieron muy raras. La cita era para el día 3 de marzo y en Bordeaux.

El día 3, vuelta a hacer los 200 kms que me separan de Bordeaux para ver al otro médico. Le expliqué lo que tenía y lo que me había recetado la otra dermatóloga. Me miró las uñas y confirmó que efectivamente era también psoriasis. Me sacó unas fotos de las uñas. Al saber que tenía dolor en prácticamente todas las articulaciones y que la proteína C reactiva la tengo muy elevada (ahora está en 33 cuando el máximo es 5) me mandó hacer unas radiografías de manos, codos, rodillas, tobillos y zona sacra, con el fin de localizar el reumatismo psoriático que él cree que podrá ser mi diagnóstico.

Me puso un tratamiento muy fuerte consistente en tomar un día a la semana, y siempre el mismo día, 3 pastillas por la mañana y otras 3 por la noche (pastillas que me pueden fastidiar el hígado y los riñones) y al día siguiente 1 pastilla de vitamita B12. Esto lo tengo que hacer entre 6 meses y un año.

Para controlar el funcionamiento del hígado y riñones, me tienen que hacer un análisis semanal durante el primer mes, para pasar luego a un análisis mensual.

Hoy he recibido una carta de la dermatóloga en la que me pide que pida cita a un reumatólogo (de otro hospital de Bordeaux) y me adjunta un sobre cerrado para que se lo entregue al reumatológo. Creo que antes de hacerlo, lo consultaré con mi médico de cabecera no vaya a ser que me trasladen los médicos a Bordeaux y se me vayan los pocos dineros que me dan por estar de baja, en gasolina.

Por otro lado, estoy encantada con que me miren un poco más a fondo de lo que me estaban mirando hasta ahora, a ver si así me quitan algún que otro dolorcillo que se me ha añadido a los de la fibromialgia con la dichosa psoriasis.

En realidad he empezado a contaros todo esto con motivo de mi entrada en el Centro de Salud, pero poco a poco os iré contando los tumbos que he dado desde que un 22 de marzo de 2004 me quedé de baja después de andar durante un año acudiendo al curro a trancas y barrancas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta, comenta